Caso 95: fetichismo de pies con heterosexualidad constante

Fetichismo de pies con heterosexualidad constante. Señor Y., 50 años, soltero, de clase elevada, consultó al médico por dolencias “nerviosas”. Se encuentra bastante afectado, es nervioso desde la niñez, muy sensible al frío y al calor. Sufre desde hace años ideas obsesivas que presentan el carácter de un delirio persecutorio corregido y transitorio. Si, por ejemplo, está sentado en la mesa de un bar, le parece como si todos los ojos se fijaran en él y todos los presentes murmuraran y se burlaran de él.

En cuanto se levanta, desaparece esta sensación y deja de creer en estas percepciones supuestas.

En cuanto pasa un tiempo, en ningún sitio se encuentra a gusto, por lo que va pasando de un lugar a otro. Alguna vez le ha ocurrido reservar una habitación en un hotel y no poder ir porque se lo impedían las correspondientes ideas obsesivas.

La libido de este hombre nunca fue grande. Nunca tuvo sentimientos que no fueran heterosexuales. Al parecer, su única satisfacción consistía en el coito normal (con escasa frecuencia).

Y. reconoció ante el médico haber sido muy peculiar en su vida sexual desde la juventud. No se excita sexualmente ni con mujeres ni con hombres sino tan solo con la visión de pies desnudos de individuos femeninos, siendo indiferente que se trate de niños o adultos. El resto de las partes del cuerpo de la mujer le dejan perfectamente frío.

Si tiene ocasión de contemplar los pies de personas que andan “por el campo”, puede quedarse horas observándolos y siente al hacerlo el “terrible” impulso de terere genitalia propria ad pedes illarum. Hasta ahora ha logrado no dejarse arrastrar a la satisfacción de tal impulso.

Lo que más le molesta es la suciedad de la que suelen estar cubiertos los pies desnudos de la gente que anda por ahí. Le gustaría que estuvieran bien limpios. No fue capaz de explicar cómo había llegado a este fetichismo. (De una comunicación del profesor Forel).

Epicrisis: caso de fetichismo de parte del cuerpo. No se constatan relaciones masoquistas. Probabilidad de que este caso de fetichismo haya surgido por coincidencia casual de una excitación sexual con la contemplación de pies desnudos durante la primera juventud.

[Psychopathia sexualis, caso 95: fetichismo de pies con heterosexualidad constante]